SAN VALENTIN …SUSURRAME¿?. Un cambio necesario hacia la igualdad

Photo by Marcus Wu00f6ckel on Pexels.com

UNA HISTORIA DE SAN VALENTÍN

Que soy la persona menos romántica del mundo lo saben hasta en la China, pero ya se sabe, el amor es ese sentimiento que hace que desees hacer feliz a la persona con la que lo compartes a toda costa, ¿hasta tus principios?, el amor ya se sabe es abnegado, es ceder, es…bueno ya llegaremos a eso de que es el amor, no nos adelantemos.

Mi primer San Valentín fue uno de esos con los que podría hacerse una película, yo era una estudiantes de la universidad en aquella época que compartía piso con dos compañeras, el era un empresario “con posibles”(que dirían las antiguas”,) yo una chica normalita y el un príncipe azul, alto, rubio, ojos azules, guapo, amable y que se desvivía por mi.

Y llegó el 14 de febrero…

San Valentín ese año seria viernes, el día 13 había recibido un mensaje que decía prepara una bolsa con algo de ropa para el fin de semana, mi respuesta a ese mensaje haciendo gala de mi conocido romanticismo fue ¿no estarás pensando en celebrar San Valentín no? sabes que no me gusta…

El día 14 al medido día sonó el timbre, abrió una de mis compañeras, se puso como una loca a llamarme con lo que no tuve mas remedio que acudir(mas que nada por temor a que algún vecino llamara a la policía pensando que en mi casa estaban matando a alguien) y allí estaba el repartidor con un enorme ramo de rosas rojas, lo recogí y me dirigí al salón seguida de mis compañeras ( mi otra compañera alertada por las voces se había unido a la fiesta, que es lo que parecía a esas alturas), ellas con cara de ilusión miraban el super ramo con miradas de emoción y me animaban a leer la tarjeta que llevaba, yo en cambio miraba las rosas con cierta cara de disgusto que ellas no entendían, cogí la tarjeta la leí, y una de mis compañeras contó las rosas…14 ¿catorce?¿ los ramos no se hacen por docenas? fue mi respuesta, mis amigas cada vez mas venidas arriba y yo pensando ya me olvidé de algo, ¿14? ¿el día que nos conocimos? no eso no es, ¿14 el aniversario de algo?¡ joder! no se que es 14, mis compañeras a diferencia de mi eran las mas románticas del mundo,¡14 de febrero, San Valentín!

Para ellas, era un gesto precioso, no entendían mi cara ( de entre disgusto y mala leche),lo siguiente fue ir a comprar un jarrón al dichoso maravilloso ramo, no tenia jarrones ¿para qué si soy alérgica al polen?, pero claro que yo sea alérgica al polen y no me guste celebrar San Valentín y lo hubiese dicho claramente no restaba el gesto romántico de mi querido novio…(ya sabéis por aquello de que el amor es ceder en algunas cosas, hacer feliz al otro y bla, bla, que yo era una rara cualquier mujer desea recibir una ramo de flores en San Valentín que era lo normal y lo deseado por todas y una muestra de amor…¡ay el amor!

Cuando él llegó por la tarde mis amigas ya me habían convencido de que no le tirara el ramo (por intento de asesinato gracias al polen) a la cabeza y de que hiciera la bolsa, ya estaba en modo, ponte en su lugar, el es un romántico y aprecia el detalle…besos, arrumacos y como no fotos con el dichoso magnifico ramo (yo salí monísima con mi nariz roja y los ojos llorosos y no, no era de emoción era la puta alergia.

Lo siguiente fue coger la bolsa de viaje y dejarme llevar, había reservado una habitación en un hotel, él abrió la puerta ilusionado, entré sobre la cama había un salto de cama blanco extendido que yo miraba, me temo que alucinada, mientras el me miraba a mi para ver mi reacción…a disimular toca…el amor, que bonito, gracias, venga mas fotos, esta vez fui yo la que la hizo para mandarle desde el baño un mensaje a mi mejor amiga contando lo que estaba pasando a ver si alguien me entendía por fin porque empezaba a sentirme como la mujer mas rara de la tierra.

Le mande la foto…¿te ha regalado un salto de cama de recién parida? fue La respuesta de mi amiga con un montón de emoticonos partiéndose de risa…¡bien! alguien empezaba a entenderme, encima de la cama había un largo camisón blanco de tirantes, con un poco de encaje en el escote y su correspondiente bata a a juego…mi amiga me entendía me dijo, que paciencia y que lo hablar con él con calma que seguro que nos entenderíamos y todo iría bien, el tenia sus motivos y no entendía los míos tendría que explicárselos pero que disfrutara, ay estaba otra vez…el amor.

Lo siguiente fue la nevera del hotel, hasta arriba de todos mis dulces favoritos, bembones chucherias…luego vino la cena romántica en el restaurante italiano, bueno al menos sabia lo que me gustaba comer…el camarero del restaurante era super amable, tan amable que no dejó de estar pendiente de todo lo que yo quisiera…y así comenzó la primera pelea, que el camarero me prestaba demasiada atención y que estaba intentando ligar conmigo y que no fuera tan amable que se largara ¿perdona?…pues eso ¿Qué es el amor si su puntito de celos?…¡ay, el amor!

El fin de semana continuo, sábado, vamos a seguir con sus románticos planes, vamos a dar un paseo antes de comer…al llegar a una calle comercial íbamos mirando escaparates, me pare en una joyería mira que colgante mas bonito, me agarró de la mano y en un santiamén estábamos dentro, que me iba a comprar el colgante…salí de la tienda, y vamos con la segunda pelea, le pregunté que si estaba tonto que yo no quería que me comprara ese colgante, su respuesta me dejó muda un instante, pero solo uno, era su siguiente regalo de San Valentín comprarme todo lo que quisiera por eso estábamos en esa calle, yo me merecía todo eso y mas…el amor ya sabeis.

Ni que decir tiene que me pillé un cabreo monumental que intenté controlar y durante la comida me dedique a intentar explicarle porque no quería ese colgante, porqué no me gustó el ramo de rosas, ni todo lo demás…

Solo años después en una campaña en Twitter pude darme cuenta de que todo lo que yo pensaba tenia que ver mucho con mi educación, que mi forma de entender el amor y lo que es un gesto romántico no tenia que ver con todos los tópicos que mi “príncipe azul” intentó reproducir ese fin de semana, con la mejor de las intenciones, por qué a pesar de todo lo que he contado lo que no puedo negar es que era un hombre excepcional, que me quería y que simplemente era justo lo mismo que yo, el fruto de la educación que había recibido, ¿podría ser el sueño de cualquier mujer? si, pero de las que creen en príncipes azules, cuentos de hadas y en el “amor romántico” en que las mujeres somos seres sensibles y delicados a los que hay que colmar de atenciones y regalos, de mimos y de protección…pensemos por un momento en esto.

EL AMOR ROMANTICO Y LA EDUCACIÓN.

¿Qué cuentos os vienen a la mente si pensáis en vuestra infancia? Cenicienta, Blancanieves, la Bella durmiente…y en la adolescencia ¿Quién no suspiró con los románticos versos de Gustavo Adolfo Bécquer?…es el momento de hacer una prueba, teclea en Google escritores románticos, lo primero que puedes observar es que en su mayoría son hombres, ¿curioso? no si pensamos en la época de la que hablamos, finales del siglo XVIII, las mujeres en esa época no se dedicaban a escribir ¿o sí y las mujeres siempre han escrito pero han tenido que luchar contra lo que se esperaba de ellas, ser esposas y madres por ejemplo, o se las invisibilizado cuando lo han hecho y por eso las pocas que han destacado son historias de lucha contra toda la sociedad de su época para hacer lo que quería?

Segunda prueba, piensa en 4 escritores del romanticismo…veamos Gustavo Adolfo Bécquer, Víctor Hugo, Espronceda, Lord Byron… ¿Cuántos habéis pensado en Mary Shelley o las hermanas Brontë por ejemplo?.

¿Dónde quiero llegar? pues creo que a estas alturas es evidente, en lo que al amor y la educación que hemos recibido sobre el mismo, en primer lugar el amor es un sentimiento que puede con todo, pero también es sacrificio, sentimientos de posesión…las mujeres suelen ser, como ya he dicho, seres sensibles, débiles a las que hay que proteger y los hombres, son los que deben protegerla, porque son seres, fuertes, decididos, valientes…

Por otro lado está la invisibilizarían del género femenino en nuestra educación, la falta de escritoras referentes, de mujeres científicas…también tiene un calado profundo en lo que a estereotipos de género se refiere, de tal forma que durante la mayoría de nuestra educación los referentes han sido masculinos quedando desequilibrada la balanza necesaria de referentes femeninos. La única conclusión posible es que difícilmente podemos educarnos en términos de igualdad y que nuestra educación está marcada por los estereotipos, y especialmente por estereotipos machistas.

Es por está razón y no otra por la que escribo este post (que ya se que se está haciendo eterno) y lo que enlaza con la primera parte del mismo y la intención de relatar una historia de San Valentín, recuerdo la primera vez que intervine en una campaña de Twitter, hasta yo misma tuve que plantearme porque los movimientos feministas hacían una campaña de ese tipo, ¡bendita una vez mas la educación en igualdad que he recibido desde pequeña! que fue necesaria esa campaña para darme cuenta que mis ideas sobre San Valentín tenían que ver justo con eso y que al final yo no era tan rara, ni la mujer de hierro ni de corazón de hielo, apelativos con los que se refería a mi un querido amigo.

EL ORIGEN DE SAN VALENTIN

Parece que no está muy claro, pero la mayoría de las referencias que he encontrado, se refieren a que tiene su raíz en una fiesta pagana del Imperio Romano, de un fiesta donde se sacrificaban machos cabríos con cuyas pieles se hacían tiras que se impregnaban en la sangre de los mismos y con las que los hombres que participaban salían por las calles a azotar las espaladas de las mujeres para así fomentar su fertilidad…aunque como tantas veces en la historia parece que el catolicismo dio un giro a esta fiesta pagana, y bueno por algo es el nombre de un santo el que lleva esta celebración y así la historia cambia y se tiñe de tintes “romanticos” que tienen que ver con un Santo, un milagro y el amor, de hecho por la muerte de este santo la fecha elegida para la celebración es el 14 de febrero, aunque la Iglesia Católica eliminó esta celebración el 1969, del tinte comercial del que se ha impregnado esta celebración no hace falta ni hablar, o si, (sobre el origen de san Valentín os dejo uno por aquí podéis encontrar muchos https://historia.nationalgeographic.com.es/a/origen-historico-dia-san-valentin_15084)

¿Porqué las y los que hablamos de igualdad hacemos campañas sobre San Valentín?

Pues bien, no es que no tengamos corazoncitos, seamos incapaces de amar, y aquí la mejor de todas las cosas que nos dicen los trolls porque seamos unas mujeres feas y horripilantes en que ningún hombre se fijaría (a estas alturas como hablamos de igualdad léase esto ultimo como personas, sí el feminismo resulta que es inclusivo, el amor es amor y el género no es lo que identifica lo que es una pareja).

La razón se desprende de todo lo que he escrito hasta ahora, los mitos del amor romántico en el que hemos sido educados históricamente, están cargados de estereotipos machistas, los estereotipos machistas provocan desigualdad y en algunos casos (demediados, pues uno solo ya es demasiado) a la peor y mas cruel expresión de la desigualdad, la Violencia de Género.

En Comunicación y Género | San Valentín, el amor romántico y la igualdad – Comunicación y Género ­ Maria Angeles Lorenzo lo explica muy bien cuando dice ” Inmersos en el SXXI y cabalgando sobre la cuarta ola del feminismo, aún hemos sido incapaces de acabar con el patrón de amor romántico que ofrece fidelidad eterna, amor eterno, príncipes azules y mariposas en el estómago. En plena batalla por la igualdad, celebramos una festividad que alimenta la creencia en ese amor romántico e ideal que será “hasta que la muerte nos separe”, que establece relaciones tóxicas y de dependencia, sacrificio y sumisión de la mujer hacia el hombre y que nos hace creer que “si no duele, no es amor”.

Os dejo en enlace al articulo (también podréis encontrar muchos mas ) San Valentín el amor romántico y la igualdad de la página comunicación y genero

Para finalizar un último ejercicio sobre en tinte comercial de la celebración de San Valentín dije que no habría ni que hablar, o si… pues bien es o sí, este último ejercicio es que penséis en los anuncios con que nos bombardean para esta fecha por tierra mar y aire….Vuelvo a recurrir a Mariángeles Lorenzo y su artículo a ver si os suena esto : “La publicidad se torna sexista y agresiva. Lencería, joyas y perfume para ellas. Gadgets tecnológicos, relojes, kit de cerveza, maquinillas rasuradoras para él. Ponte guapa vs. sé un machote: perpetuemos estereotipos de género y queramos a nuestra pareja durante 24 horas. Pero ¿y después? ¿Qué pasa cuando el príncipe azul se destiñe, las mariposa se han mareado de tanto revoloteo y vomitan en tu estómago y nos damos de bruces contra la realidad y el día a día?”

Por cierto para los que no lo sepan en la Ley Integral contra la Violencia de Género se incluye combatir la publicidad sexista, para aquellos que pensaban que este susurros no era jurídico, pues lamento decepcionaros, esto no es una historia de amor, es un post jurídico sobre Derechos Humanos, porque eso y no otra cosa es la Igualdad, Derechos Humanos.

EPILOGO.

!Viva el amor! pero el amor libre, el consciente, el libre de estereotipos, ya es conocida la frase que si el amor te aprieta no es tu talla, o como yo suelo decir, a mi no me quieras tanto, quiéreme bien. Feliz día del amor que es TODOS los días del año y el mejor regalo es demostrarlo.

PD. Me encantan las flores, si hablamos de rosas prefiero las amarillas, mis flores favoritas son los tulipanes amarillos, pero si alguien quiere regalarme flores por favor que sean liofilizadas o preservadas que no tienen polen y que no sea un 14 de febrero si no quiere comérselas 😉

Publicado por Susurros Jurídicos

Canal de discusión sobre temas jurídicos de actualidad, en un tono amable y fácil de seguir, con ejemplos y referencias a películas, series y formado con un grupo de abogados con gran número de seguidores en Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: